7 ago. 2009

Harry Potter y la piedra filosofal


Aprovechando que hace pocas semanas se estrenaba la sexta entrega de esta popular serie fantástica, el cinematógrafo recupera la primera película de la serie, para comenzar a revisionarla con pelos y señales.



Esta es la historia de un niño huérfano que a los once años, tras recibir una carta de de la Escuela de Magia y hechicería de Howarts, se entera que es brujo. En esta primera película nos presentan al personaje y la terrible vida que le tocó en suerte junto a sus tíos, que lo recogieron tras la muerte de sus padres. Sus tíos no están muy contentos de tenerlo en casa ya que lo consideran un niño con problemas, un poco anormal, y lo tienen recluido dentro de la casa. Harry vive en una alacena ubicada debajo de la escalera, y solo comparte con sus parientes las cuatro comidas del día, y no sólo no le festejan su cumpleaños sino que tampoco lo incluyen en las salidas familiares, dejándolo al cuidado de una vecina de la calle Privet Drive.






Tras la llegada de la carta de Howarts, Harry descubre que es un mago y que ha de presentarse en la mencionada escuela de magia. Como los Dursley se niegan a llevar a Harry a la escuela, aparecerá Hagrid, un semigigante que se convertirá en uno de los mejores amigos y protectores de Harry.




0 comentarios: