18 nov. 2009

2012


Siglos atrás, los mayas nos dejaron un calendario, con una fecha que predecía claramente el final y todo lo que ello conlleva. Desde entonces, los astrólogos la han descubierto, los numerólogos han encontrado las pautas que la predicen, los geólogos dicen que la tierra tiene los días contados; incluso los científicos de los gobiernos no pueden negar el cataclismo de proporciones épicas que espera a la tierra en 2012. Una profecía que comenzó con los mayas ha sido ahora contada, discutida, desglosada y examinada. En el año 2012 lo sabremos, hemos sido prevenidos.

La idea para 2012 se le ocurrió por primera vez al guionista/productor/compositor Harald Kloser, compañero guionista de Roland Emmerich. "Cada civilización en la Tierra tiene un mito de diluvio", explica Kloser. "Las cosas van mal, la sociedad no funciona y el planeta tiene que volver a empezar. Alguna gente tiene una segunda oportunidad para comenzar una nueva cultura, una nueva sociedad, una nueva civilización".
La idea se cristalizó cuando Kloser y Emmerich descubrieron un gancho convincente sobre el que basar una historia de diluvio contemporánea. El calendario maya está fijado para llegar al final de su 13º ciclo el 21 de diciembre de 2012, y luego de esa fecha no hay nada. Esto, por supuesto, conduce a una pregunta: si el calendario se interrumpe, ¿qué viene después? "Existen millones de personas de todas las condiciones sociales, que creen que en el año 2012 habrá algún cambio en la sociedad o en el espíritu", continúa Kloser. El alcance y la variedad de teorías sirvieron de inspiración a Emmerich y Kloser mientras escribían el guión.


info. extraída de TodoCine

4 comentarios:

Carolina dijo...

Estoy al tanto de la profecía maya desde que leí "El Testamento Maya" y me puso los pelos como escarpias, aunque en el libro ocurren otras cosillas que no tienen nada que ver con esta película.
En fin, ¿cuáaaaando vamos a verla?
Me apetece mucho!!

Hada de los tiempos dijo...

Si tuviera que ocurrir algo en 2012, sólo espero que no sea así. Demasiada destrucción, buena para meter efectos especiales en la película (que va realmente por ahí), pero demasiado funesta para mi gusto por como termina todo.

Belén dijo...

La verdad es que deja bastante que desear. Yo esperaba algo más "profundo". Como bien dice nuestra hada, es un lucimiento de efectos especiales (muy exagerado para mi gusto).

mariajo dijo...

es una pelicula mala muy mala muy al estilo estadounidense muchos efectos y poco argumento no la recomiendo