13 jun. 2008

Como escritora novel que soy y, ahora que estoy dando mis primeros pasos en el intrincado mundillo de las editoriales, me sorprende todo lo que estoy leyendo en mis deambulares por las páginas y blogs de compañeros que, como yo, esperan su oportunidad, ya no para dar el salto a la fama sino simplemente para ver tu esfuerzo recompensado en forma de libro, en el escaparate de alguna librería.
Resulta que no soy la única que se ha sentido atraída por el tema de autoeditar o co-editar (todo sea por ver publicado tu libro) pero resulta que muchas de estas empresas (por no decir la mayoría) se dedican a timar al personal que, cegado por la idea de cumplir su sueño, acatan la voluntad de dichos individuos haciendo que estas personas pierdan grandes cantidades de dinero a parte de haber destrozado todas las ilusiones puestas en esta empresa.
Hay editoriales que claramente afirman que se dedican a la autoedición; pero hay otras que, mediante engaños, afirman que se dedican simplemente a editar pero, a la hora de la verdad, cuando ya han valorado tu obra (evidentemente poniéndola por las nubes) la verdad sale a la luz y lo que te presentan es un contrato de co-edición, eso sí ¡para qué van a ser los beneficios al 50%! ¡No,No! ¡ya nos quedamos nosotros con un porcentaje mayor que para eso somos los que co-editamos!
Otras empresas se limitan a decir que hacen tiradas de tantos libros, envían unos cuantos al autor y el resto (el que se supone que es el que ellos distribuyen) no sale nunca a la luz, al menos físicamente, por lo que se han "embuchacado" tu dinero y, "si te he visto no me acuerdo..."
Asi que, desde aqui, espero que todos vayáis con pies de plomo y evitéis en o posible este tipo de editorales.

2 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

Yo antes me sentía atraido por incluso la auto-edición, hasta que me convencido, que era lo suficientemente malo, lo suficientemente desastre, y lo suficientemente "bobo" para que me engañaran. Así que desde entonces escribo para mi. Es la mayor de las satisfacciones.
Saludos

baoyim dijo...

Es una buena manera de verlo y tienes toda la razón del mundo porque primero hemos de esribir para nosotros. Y si nos hace ilusión tener un librillo nuestro en la estantería, en lugar de un montón de folios mecanografiados, siempre podemos acudir a bubok o Lulu y darnos ese caprichito.