29 may. 2008

Escrito con motivo del centenario del nacimiento de Ian Fleming , La esencia del mal es la magistral continuación del legado de James Bond, un nuevo y apasionante capítulo en la vida del espía más emblemático del cine y la literatura. Retomando el personaje donde Fleming lo dejó, Sebastian Faulks sitúa a Bond en plena Guerra Fría, en un momento de una paz y una tensión casi insostenibles. La esencia del mal recrea el espíritu de las novelas de Fleming y muestra a James Bond enfrentándose a peligros de una relevancia asombrosa en nuestros días.
«Hay algo en lo que necesito su ayuda, 007. Los detalles son un poco inconcretos de momento, pero me da la sensación de que va a convertirse en algo gordo. Muy gordo, sin duda. ¿Ha oído hablar del doctor Julius Gorner?»
Julius Gorner es un nombre que James Bond no olvidará jamás; el de un hombre que sólo obedece a su propio ego enloquecido por el poder, cuya riqueza sólo es menor que su codicia y que no se detendrá ante nada hasta haber destruido Gran Bretaña.Una feroz ejecución en las desoladas afueras del París de los sesenta desencadena una serie de sucesos destinados a provocar una catástrofe mundial: una invasión letal de narcóticos amenaza Gran Bretaña, un avión comercial desaparece sobre Iraq y el rumor de una guerra inminente sacude a Oriente Medio.En una lucha contrarreloj, Bond contará con un cómplice dudoso, la hermosa Scarlett Papava, para detener al adversario más despiadado con el que se ha enfrentado jamás: un hombre capaz de bailar con el diablo, un hombre que sintetiza la esencia del mal.
Bond ha vuelto. Con una venganza.

1 comentarios:

¡ PAPASKINEL !!! dijo...

¡ ATENDED, IGNOT@ DE MIS DESVELOS !

Tan unicamente en el supuesto de que deseéis vos adiestraros en la utilidad de mi embrollo epistolar, posad el puntero virtual de vueso tocayo roedor por sobre de la inaccidentada superficie del enlace subyacente, ejerced tenue presión contra la porción supralateral zurda de su indolente anatomía y os adentraréis en el universo redactado de PAPASKINEL, fiel enemigo del concepto deidad.¡ Gamberread y atentad en contra de cada uno de los pecados capitales en ordenación aleatoria, rogado os queda, camarada del ingenio !

http://hastalosblogones.blogspot.com