19 may. 2010

Una buena noticia

Quien me conoce bien sabe que no soy dada a manifestar mis sentimientos. Si leéis este blog -mi blog personal- lo encontraréis bastante frio e impersonal, y es que no me gusta mostrar lo que siento, siempre lo guardo dentro de mí, lo escondo y lo engullo y me lo guardo.

Soy completamente diferente a mi hermana Carol, que a veces envidio, un halcón que vuela libre diciendo lo que siente sin importarle a veces las consecuencias. Quizás para mi sea algo más difícil, ya que las pocas veces que he intentado abrirme un poco a alguien me ha pisoteado y vapuleado, por lo que cada vez me encierro más en mi misma.

Pero hoy me siento distinta.

De un tiempo a esta parte he conocido gente nueva y maravillosa que antes, ni siquiera sabía de su existencia. Gente que también está sufriendo muy a su pesar y que intenta sobrellevar de algún modo la desgracia que se le ha venido encima. Me siento mal por ellos, porque no puedo hacer nada y porque veo como su mundo se desmorona. Jordi, cuya madre está en el hospital, Joan y Rosa, que después de mostrar su lado más simpático corren también al hospital esperando que sea ese día el de el fatal desenlace, Rosa, cuyo padre murió este domingo por la tarde, The Rose cuyo padre ha muerto esta misma mañana. Joan P., campeón de line dance, postrado en cama desde hace unos meses...

Pero gracias a Dios siempre hay algo que te hace sonreir de nuevo. Jose Antonio es un amigo al que conocí gracias a este mundillo del line dance. Entró en clase junto a su mujer Raquel y sus dos hijos, una pareja callada que poco a poco ha ido ocupando su lugar en nuestros corazones. El jueves, a dos días del Open de Line Dance, nos enteramos que había sufrido una ambolia. Había perdido toda la movilidad y el habla. Nos quedamos de piedra. Hoy, nos lo hemos encontrado en la calle... ¡¡estaba perfecto!! Caminaba, hablaba, sonreía... Sólo me ha dicho una cosa:

Belén ¿crees en los milagros?
Y yo le he contestado: Por supuesto que sí.

2 comentarios:

Carolina dijo...

Ostras, parece que tenemos la negra.
Pero ví a Jose Antonio el sábado pasado y está genial, gracias a Dios.
Mis respetos por los que se fueron.

Belén dijo...

Si te lo paras a pensar te da un yu yu... vivamos el presente a tope, aprovechando cada minuto que la vida nos ofrece.