28 abr. 2009

El que quedó en el tintero

Es curioso cómo a veces las casualidades se juntan, tanto para bien como para mal. Esto me ocurrió el día de Sant Jordi con este libro: La espada de San Jorge de David Camus.

Fue uno de los libros que tenía en mente regalar a mi marido este día tan señalado, pero sabiendo que estaba en Torredembarra lo dejé para el último momento... y se agotó.

He aquí su argumento:

Una fascinante aventura épica en el siglo x i i de las grandes sagas.
Cuando aún es un niño, el intrépido Morgennes es testigo del asesinato de toda su familia. Más tarde, tras pasar unos años en el Monasterio de Troyes, donde da muestras de gran inteligencia, parte con su amigo Chretien en busca de aventuras. En Bizancio, tras superar la iniciación, será armado caballero. Y ya en Jerusalén deberá volver a probarse a sí mismo enfrentándose al mundo de la memoria y al de los muertos, a las sombras y a los recuerdos…Una recreación histórica apasionante de los tiempos de la caballería, el honor y la devoción por la causa.Una historia muy intensa, que no decae en ningún momento: héroes caballerescos, búsqueda de reliquias, el contexto histórico de las cruzadas y los templarios, todo ello acompañado de grandes dosis de fantasía y acción sin límite.
Lamentablemente me quedé sin él, pero pasa a encabezar mi lista de próximas compras.

2 comentarios:

Carolina dijo...

Tiempo al tiempo, que todo llega y todo pone en su lugar.

Belén dijo...

Espero que más... si no me equivoco es de Grijalbo que pertenece al sello Mondadori ¡¡podrían sacarlo en círculo!! A ver si me entero...