27 jul. 2008

Con este sugerente título J.K. Rowling pone el broche final a la exitosa serie que inició hace más de diez años y que narra las aventuras de Harry Potter, el niño mago que sobrevivió a la maldición de aquel que no debe ser nombrado.
A lo largo de siete libros que coinciden con los siete cursos escolares en el colegio Howarts de Magia y hechiería, vamos conociendo al pequeño Harry, un niño que ha perdido a sus padres y que ha vivido con sus tios sin saber que es un mago hasta que cumple los once años de edad y recibe una carta en la que se le insta a ingresar en Howarts.
A partir de entonces, Harry descubre un mundo que hasta entonces le había sido desconocido y también empieza a descubrir la verdadera historia de sus padres: quienes fueron y cómo y por quien fueron asesinados.
Toda la trama se desarrolla alrededor del retorno de Lord Voldemort, aquel cuyo nombre no debe ser nombrado y el responsable de la muerte de sus padres y de muchos otros magos. Según la profecía sólo el niño que sobrevivió podrá acabar definitivamente con esta terrible pesadilla, por ello, Voldemort intentará año tras año, terminar con Harry, antes de que este cumpla su mayoría de edad y pueda acabar con él.
Con cada libro hemos acompañado a Harry en su evolución como mago y como persona, así como en las relaciones que mantiene con sus amigos Ron y Hermione, que lo acompañan desde el primer libro y con la relación que mantiene con cada nuevo personaje que va apareciendo en la trama.
El último libro de la serie, no defraudará a sus seguidores. Harry descubrirá, por fin, toda la verdad de la historia y se enfrentará con valor a su destino.

0 comentarios: